Sobre Facebook, Whatsapp y otras tonterías

El mal uso de la tecnología genera malos hábitos sociales
El mal uso de la tecnología genera malos hábitos sociales

La tecnología la conocí en la adolescencia. No tuvimos computador en mi casa hasta que tuve trece o catorce años. Por aquella época no necesitaba muchas distracciones y hoy sigo siendo igual de simple que en aquella época. Me gustan la música, los libros y dibujar. Por aquella época mi vida era muy tranquila. Lo mío no eran los deportes, pero me gustaban las personas. Como era tan callado, les analizaba y emitía mis propios juicios sobre su comportamiento. No era de montoneras y mis amigos de la infancia los cuento con los dedos de la mano.

Aún para aquella época en que la banda ancha era para chicos adinerados, se empezaban a generar esas interacciones a través de la tecnología. El Internet del laboratorio estudiantil era lento y muchos computadores corrían sistemas DOS y en el mejor de los casos Linux con la primitiva interfaz gráfica de KDE 3. Años más tarde, con la llegada de Windows XP, intercambiábamos videojuegos y pasé tardes enteras matando nazis y narcotraficantes virtuales. Parecía una materia, ya que después de un juego venía otro y otro más.

En mi último año de colegio conocí las redes sociales. Pronto aparecieron páginas como Sonico (un facebook versión latina que apenas usé) y el famosísimo Facebook. Luego conocí Twitter y poco más. Me parecía extraño eso de estar subiendo fotos a Internet para que otras personas las vieran. Mis compañeros de clase no se demoraron en adquirir esa nueva moda, hasta tal punto que vivían revisando su perfil cada vez que se sentaban delante de un computador. Después de eso vinieron los casi extintos teléfonos Blackberry de teclado QWERTY que permitían recibir correos, ingresar a Facebook, Twitter y PIN (Blackberry Messenger).

Mi mamá me hizo caer en cuenta de lo simple que soy, no por la humildad, sino porque no soy de modas y me gusta manejar bajo perfil. Dejé de publicar activamente en Facebook cuando me di cuenta de lo estéril que es. Agregamos extraños por motivos difíciles de explicar y damos “Me gusta” cada vez que hallamos algo interesante. Ojalá existiera un “No me gusta”, para mostrar el desagrado que me generan las tonterías de las personas.

Mención especial al grupo "Yo odio la Pseudociencia" por desenmascarar tanta tontería
Mención especial al grupo “Yo odio la Pseudociencia” por desenmascarar tanta tontería

Me gustan las personas, pero detesto las tonterías. Me fastidia cada vez que alguien escribe que está deprimido porque su novi(a) l(a) dejó. Me parece una franca tontería hacerlo saber a todo el mundo. Aprecio a mis amigos, pero a más de uno le diría: “Se que estás sufriendo, pero te pones pesado cada vez que rompes con alguien”. Fanáticos domingueros, los que suben fotos de rumbas con tragos y viejas, para luego poner cuando van a la Iglesia lo mucho que han aprendido de la bondad del Señor. Dicen que aman a Dios, pero aceptan que tienen relaciones pre o extra matrimoniales porque no son falsos, vaya descaro. No falta tampoco el mamerto digital, que comparte cuanto meme encuentra sobre lo malo de las trasnacionales, los cultivos genéticamente modificados, los niños raquíticos del África y las nobles ‘alternativas’ de gobiernos socialistas sociales como los del fallecido Hugo Chávez o del ex-presidente Lula Da Silva. Irónicamente comparten esas cosas desde costosos iPhones.

Por Whatsapp la situación mejora un poco ya que se limita a las conversaciones. Creo que es una manera barata de comunicarnos con otras personas mientras usamos nuestros teléfonos celulares, pero su uso es obsesivo para algunos. Me ha pasado que estoy hablando con alguien que se calla para revisar lo que otra persona le está escribiendo. He expuesto en cursos donde los estudiantes no suben la cabeza por mirar sus teléfonos. Y espero no se me malinterprete, me gusta mi antiguo celular Nokia C3, pero me molesta que empiece a vibrar y pitar cada vez que alguien me escribe. Lo peor es que no puedo alejarme de las redes sociales, porque el protocolo dice que con más redes sociales, tendremos más oportunidades laborales, y si no estás al menos en Facebook, no existes. Alejarme de las redes sociales me ha salido relativamente caro, teniendo en cuenta que sigo siendo estudiante, y que cualquier noticia de la Universidad se comparte en los muros de Facebook.

No me molesta la tecnología sino el mal uso que se le da. Charlamos con personas virtuales mientras compartimos una habitación con seres de carne y hueso. Compartimos en exceso nuestras vidas íntimas con fotos subidas de tono, y paseos por exóticos lugares por aparentar y generar envidia en los demás. Que miserables somos para preocuparnos en exceso por la vida social virtual. Nos sentimos mal cuando nos eliminan, y les escribimos buenos deseos en el día de su cumpleaños a tantas personas que no conocemos por caer bien. Ya no se hacen llamadas de felicitación, sino un saludo en el muro. Escribimos bellos mensajes de inspiración (para los demás, claro), y creemos que vamos a conquistar el mundo. Tan valientes en la red, y la mayoría unos pusilánimes en la vida real.

No odio Facebook, no odio Whatsapp. Las personas se pueden comunicar inclusive a grandes distancias (como los colombianos en el exterior), y pueden compartir con aquellos que guardan en sus corazones. Pero creo que muchos construyen una identidad virtual superficial solo para ocultar sus verdaderos conflictos. Lo dice quien ha sido partícipe de muchas de las cosas criticadas en este texto y no creo que valga la pena volver a esos pasos. Prefiero revisar el Facebook y no decir mucho, no dar tanto like a cuanta tontería aparezca, y limitarme a la información. Al fin y al cabo, si quiero expresarme, siempre lo puedo hacer en este espacio, y quienes me leen saben que no tengo pelos en la lengua, o mejor en los dedos para decir lo que pienso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s