Algunas consideraciones sobre el coreano

Algo que muchos dicen y pocos hacen
Algo que muchos dicen y pocos hacen

La verdad llevo diciendo que aprendo coreano desde hace tiempo, pero la verdad es que no he sido constante. He tenido algunas dificultades a lo largo de estos últimos semestres, lo que entre otras cosas me ha impedido dedicar más tiempo al estudio de esos “caracteres chinos”. A pesar de que me gusta Asia, y Corea del Sur en particular, aprender coreano ha sido uno de esos sueños que he tenido que aplazar por razones imposibles de explicar por Internet.

Reconociendo mis fallas, me he entregado a la tarea de conquistar aquello que algún día lleno de optimismo me propuse. Agarré mi cuaderno de coreano, y volví a mi autoaprendizaje de tomar notas y hacer oraciones; recurrí al libro que conseguí, y con lapicero en mano y muchos tachones, he vuelto a la tarea de conocer la lengua coreana. Volver a empezar no es una tarea sencilla.

En esta entrada, me propongo señalar algunas recomendaciones que he encontrado por Internet, y otras que yo he mismo he verificado por cuenta propia.

Consigue un buen material

Un bloguero que vive en Corea me comentaba lo complicado que puede ser aprender coreano con los cursos que hay por Internet. Él en particular me recomendaba libros dedicados a esa labor, lo cual haría más ordenado y metódico mi aprendizaje. Cuando se pica información de aquí y allá para intentar aprender más rápido, se termina generando más confusión, por las diferentes metodologías usadas. Recomendaría lo mismo, un buen material (libro, pdf, website) que lleve una secuencia y que invite a los estudiantes a hacer ejercicios según lo aprendido.

Organízate

Es muy fácil empezar a aprender coreano, pero difícil continuar. El coreano no es un idioma que veamos en todas partes, y no hay forma de ir practicando en la vida cotidiana, a menos que se fije un horario en el cual se pueda aprender sin distracción. Muchos lo harán antes de ir a trabajar, y otros lo harán antes de dormir. Lo ideal es buscar un momento del día en donde nos enfoquemos.

Busca ayuda

Independiente de tu ubicación geográfica, podrás conseguir ayuda de muchas personas. En algunas ciudades de Colombia -principalmente las grandes- existen centros de idiomas de lenguas asiáticas, y por Internet hay muchas personas que también aprenden por su cuenta. Si al igual que yo vives en una ciudad donde estos idiomas son innacesibles, existen sitios como lang-8 y HiNative donde podrás recibir ayuda de personas nativas.

Relaciónate

Una buena forma de aprender, es relacionarnos con gente con nuestros mismos objetivos. Una amiga que aprende chino que me comentaba que tenía un grupo de estudio con algunos amigos, donde conocían chinos en la ciudad, e intercambiaban idiomas y consejos. Otra buena forma es conocer personas por Internet que te puedan ayudar. Como decía algún bloguero en Corea, que en Interpals está la mitad de los jóvenes de Seúl. Creo que exageraba, pero me consta que por dicho portal, hay muchas personas coreanas que quieren aprender diferentes idiomas como el español o el inglés.

Constancia

Durante los últimos meses he visto importantes avances, debido a que me he puesto serio con la rutina. Ni de lejos estoy cerca aún de hablar fluídamente, y sigo siendo un principiante, pero empiezo a entender oraciones sencillas, palabras y pocas conversaciones en películas coreanas, o sitios web coreanos. El coreano no es un idioma que se aprenda en un mes, un año, o dos, sino que quizás se aprenda toda la vida, al igual que cualquier idioma. Tener el fin claro y una buena rutina, harán lento, pero constante tu aprendizaje del coreano.

Manten viva la ilusión

Cuando nos enfrentamos a diferentes desafíos, o cuando no vemos el éxito inmediato en lo que nos proponemos, nos desanimamos. Es natural, y a todos nos pasa, pero no es consecuente desfallecer y abandonar. Recuerda la razón por la cual aprendes coreano, cree que algún día vas a lograr lo que te propones, se creativo para aprender, y harás lo imposible. En mi caso, no me gusta mucho la cultura pop coreana (música, telenovelas), pero hay otros apartados que me atraen mucho: Corea del Norte, capitalismo en Asia, películas de animación coreanas, documentales, etc.

Me despido, dejando un video que me gustó de Jim Carrey aprendiendo coreano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s