Banshee, mi reproductor de música favorito

La Biblioteca Nacional de Madrid (España) contiene más de 600.000 discos de música
La Biblioteca Nacional de Madrid (España) contiene más de 600.000 discos de música

Desde hace al menos diez años soy un melómano. Mi historia con la música empezó más o menos cuando era un adolescente. Tenía unos pocos discos de música cristiana en español (Rojo, Alex Campos, Edgar Lira, etc) y ponía en la bandeja de discos alguno de mis originales hasta rayarlos por completo. Ya más grandecito -y consciente de la vida útil de los discos- empecé a ripear muchos de mis discos, etiquetarlos y organizarlos en modo de biblioteca para mi disfrute. Durante algunos años Media Monkey fue mi mejor aliado en esta tarea cuando usaba Windows.

Hablar de reproductores de música en Linux es hablar de una inmensa cantidad de aplicaciones gratuitas y/o de código abierto con cantidades más o menos conocidas como integración con el entorno de escritorio, editor de etiquetas interno, ecualizador y plantillas, modificar temas, descargar carátulas y letras, etc. Creo que en mi lista de reproductores, el segundo vendría a ser Clementine, que empezó como fork del Amarok de la época de KDE 3.5.

Presentando a Banshee

Banshee en ejecución
Banshee en ejecución

Banshee es un reproductor de música para Linux escrito en Mono y GTK, y utiliza GStreamer para manejar varios formatos multimedia como OGG, MP3 y FLAC. Banshee permite gestionar iPods y dispositivos Android. Dispone de versiones para OS X y Windows aunque la versión para Linux les supera en estabilidad y características.

Banshee además incorpora complementos que le permiten entre otras cosas sincronizar las preferencias musicales en la cuenta personal en Last.fm, gestión de iPods, búsqueda de metadatos, modo de mini-reproductor, atajos de teclado en GNOME, ícono en la bandeja de notificaciones, sucripción a podcasts, radio en línea, etc.

Mi opinión

En general suelo usar los programas que vengan preinstalados en mi sistema operativo, y con Banshee no ha sido la excepción. Lo que más me gusta de Banshee es que es un reproductor sólido (muy estable), coherente en su interfaz y funcionamiento, y a diferencia de otros reproductores, no tiene una inmensa cantidad de opciones confusas. Además me gusta mucho su vista de álbumes que me hace pensar que tengo una colección física en mi PC.

Instalación

En Debian y derivados (Ubuntu, Mint) se instala de la siguiente manera:

sudo apt-get install banshee

En Arch y derivados (Antergos, Manjaro) se debería instalar con:

sudo pacman -S banshee

안녕 안녕!!! 😉

Anuncios

3 comentarios en “Banshee, mi reproductor de música favorito

    1. Pues fue mi favorito durante una temporada. El problema es que no recibe actualización desde hace tiempo, y se empieza a quedar relegado frente a otras alternativas. Creo que en Linux Mint lo cambiaron por otro reproductor por esa razón.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s