El multiculturalismo es un error: la guerra del Islam contra la cultura occidental

(Traducción no literal de Captialism Magazine, escrito originalmente por Walter Williams. Algunos elementos fueron removidos o adaptados para evitar reclamos o por contenido que no consideré apropiado para este blog).

protest-antiislamfilm-670
Lo que está en juego es si tenemos la inteligencia para reconocer el ataque y la voluntad para no ser aniquilados.

La canciller alemana Angela Merkel declaró que el multiculturalismo “fracasó totalmente”. Los ex-primeros ministros John Howard de Australia y José María Aznar de España llegaron a la misma conclusión. El primer ministro británico David Cameron dijo que el Multicuralismo fomenta ideologías extremistas y contribuye directamente a la aparición de terrorismo islamista en su país. Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido ha dicho que la apuesta de su país por el multicularismo ha dividido a los británicos en vez de unirles. El Islam arremete contra la tradición judío-cristiana del Reino Unido. El ex-primer ministro británico Tony Blair ha dicho que las raíces de la violencia islamista no son “superficiales, sino profundas”. y esto se evidencia “en la minoría extremista que predica en cada ciudad europea el odio hacia occidente y a nuestro estilo de vida”.

Como resultado, gran parte del mundo musulmán está en guerra con la civilización occidental. No hay duda que el poder militar de Occidente podría frustrar los planes de los radicales islámicos. Lo que está en juego es si tenemos la inteligencia para reconocer el ataque y la voluntad para no ser aniquilados.

El multicuralismo es un gran peligro para la supervivencia del mundo occidental
El multicuralismo es un gran peligro para la supervivencia del mundo occidental

El multiculturalismo es la gran oportunidad de los islamistas: desde el interior del multiculturalismo se atacan los valores cristianos y occidentales. Gran parte de este ataque tiene sus raíces en las ágoras universitarias donde la élite intelectual cree tener la misión de adoctrinar a nuestros jóvenes. En anteriores artículos he denunciado las enseñanzas en contra de Estados Unidos en centros educativos, como el profesor de economía de la UCLA que decía en clase: “Según los hechos, Estados Unidos es el país más codicioso y egoísta del mundo”. Una profesora de historia dijo a sus estudiantes: “El capitalismo no es una mentira a propósito, solo es una mentira” y también dijo que “(los capitalistas) son unos cerdos… unos idiotas”. Los estudiantes deben escuchar conferencias donde sus profesores se dedican a lanzar dardos sobre temas como la globalización y la explotación occidental de Medio Oriente y los países del Tercer Mundo.

Algunas escuelas públicas han prohibido canciones y música que contenga referencias de Papá Noel, Jesús y otros símbolos cristianos. El sistema escolar neoyorquino permite la exhibición de menorás judías y la estrella y luna creciente de los musulmanes, pero no permite el pesebre cristiano. Una escuela distrital prohibió a uno de sus profesores el usar unos extractos de documentos históricos en su clase porque tenían referencias a Dios o al cristianismo. El documento en cuestión era la Declaración de Independencia y “Los derechos de los colonos” de Samuel Adams.

Estados Unidos es un país de muchas razas, etnias, religiones y culturas. Desde el inicio gente de todo el mundo ha inmigrado aquí para ser estadounidenses: han aprendido inglés, historia estadounidense, y han celebrado las tradiciones y valores de este país. Ellos se volvieron estadounidenses al mismo tiempo que adaptaron algunas de las tradiciones que dejaron en sus países de origen. Al contrario, muchos inmigrantes de nuestros días exigen que las clases y los documentos oficiales sean en su idioma natal. Otros inmigrantes exigen el uso de la Shariah que permite matar por honor, y mutilar los genitales femeninos.

El periodista James Wright Foley a punto de ser asesinado por un terrorista musulmán
El periodista James Wright Foley a punto de ser asesinado por un terrorista musulmán

Los multiculturalistas argumentan que las diferencias culturales son moralmente equivalentes, lo cual no tiene sentido. La cultura y los valores occidentales son superiores. Pregunto a aquellos que me acusan de eurocentrista: ¿La mutilación forzada de genitales femeninos (práctica común en cerca de treinta países africanos y orientales) tiene algún equivalente moral en Estados Unidos? La esclavitud es practicada en Mauritania, Niger, Chad y Sudan; ¿es moralmente equivalente?. En la mayor parte de Medio Oriente hay limitaciones a las mujeres como las prohibiciones a la conducción, empleo o educación. En algunos países bajo leyes islámicas las mujeres adúlteras son apedreadas y a los ladrones les cortan la mano. En otros países, la homosexualidad se castiga con la muerte. ¿Son estos valores culturales moralmente iguales, superiores o inferiores a los valores occidentales?

El multiculturalismo todavía no ha hecho daño en Estados Unidos, como si lo ha hecho en Europa (Inglaterra, Francia y Alemania), pero se está dando. Por cierto, no es necesario ser occidental para mantener los valores occidentales. Primordialmente es aceptar la supremacía del individuo sobre todo lo demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s