El Papa quiere que Corea del Sur sea más como Corea del Norte

El Papa Francisco y la Presidenta Park
El Papa Francisco y la Presidenta Park

Durante su viaje a Corea del Sur, el Papa Francisco llamó a los católicos a combatir “el encanto del materialismo”. El mensaje es difícil de digerir viniendo de alguien que representa una de las instituciones más ricas del planeta. De hecho, la riqueza de la Iglesia Católica romana es imposible de calcular. Francisco, frecuentemente adornado de oro ha condenado la riqueza y el capitalismo desde que se hizo Papa.

Es un mensaje que no es bien recibido en Corea del Sur, donde la riqueza es vista como el producto del trabajo duro, y el capitalismo, como libertad frente al despotico sistema comunista de Corea del Norte. Kim Eui-kyun, un católico de 61 años de Seúl dice: “Si alguien se ha hecho una fortuna justamente, y tiene mucho dinero, no creo que eso deba ser condenable. Me fijo en ellos, en realidad”.

La riqueza es causa de orgullo en Corea del Sur, una característica que les distingue de sus vecinos en la región. La riqueza surcoreana es producto de trabajo duro, sacrificio y generaciones luchadoras que han convertido a esta pequeña nación en un líder económico de Asia.

Durante su visita, el Papa advirtió sobre “el espíritu de competencia desenfrenada que causa egoísmos y conflictos”, y dijo: “Vemos muestras de la idolatría a la riqueza, poder y placer a costa de vidas humanas”.

Si el Papa estudiara la historia, vería que está equivocado. Son la igualdad, el poder estatal y el igualitarismo los que deterioran la humanidad. A través de la historia vemos que los estados con mayor sufrimiento y los crímenes más atroces ocurren donde hay más intervencionismo. En Ucrania, millones murieron de hambre como resultado de las políticas soviéticas para lograr un estado más justo e igualitario. Los Jemeres rojos mataron más de 300.000 personas de su propio pueblo para establecer una sociedad agraria e igualitaria. Hitler advirtió sobre los malvados capitalistas, ricos y judíos y prometió un sistema más justo bajo el nazismo. En Venezuela las políticas para ayudar a los pobres han traído escasez de alimentos y bienes básicos como el papel higiénico. En Corea del Norte, las diatribas contra el materialismo, la riqueza y el capitalismo son comunes para esa sociedad en la cual escuchar una emisora de radio extranjera puede significar la pena de muerte.

El Papa no parece entender lo que diferencia a Corea del Sur de sus totalitarios vecinos del Norte. Tampoco parece entender que las instituciones religiosas son generalmente perseguidas en países que desaprueban la riqueza. Las instituciones religiosas no solo dependen de donaciones económicas, sino que rivalizan la supremacia del Estado. El Papa debería revisar la historia de la Iglesia en Rusia, después de que el zar Nicolás II fuera depuesto por un gobierno Bolchevique, opuesto a la riqueza y a las empresas privadas que la crean. La política soviética -basada en el marxismo- hizo al ateísmo la religión oficial de la URSS. El estado se comprometió a acabar con la religión: sinagogas, mezquitas, templos e iglesias fueron destruídos. La persecución a los cristianos era común hasta el colapso de la Unión Soviética en 1991.

Son el valor del individuo y de la libertad individual los que exigen reconocimiento por el trabajo duro, la riqueza y el éxito. La gente trabajadora de Corea del Sur “están donde están” porque se lo han ganado. Sus vidas son más cómodas, de mayor calidad y más extensas que las de sus vecinos del Norte porque ellos valoran la riqueza. Por otra parte la Iglesia Católica no ha ganado su riqueza, sino que le han dicho a la gente que Dios necesita que le den dinero.

En vez de ir a Corea del Sur a decir que deben emular el sufrimiento de los norcoreanos,  ¿no debería el Papa ir a los desiertos despóticos -como Corea del Norte- y decirles que abrazen la vida, la alegría y el fruto de sus trabajos? Irónicamente, el no sería bienvenido en esos lugares.

Corea del Sur tiene altos niveles de calidad de vida y bienestar.
Corea del Sur tiene altos niveles de calidad de vida y bienestar.

Traducción no literal de The Libertarian Republic

Anuncios

2 comentarios en “El Papa quiere que Corea del Sur sea más como Corea del Norte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s