Recordando la visita de Will Smith a Neiva

Algo que siempre me molestaba de niño era que mis primos de Bogotá insinuaran que Neiva fuera un pueblo, y por consiguiente que yo fuera un pueblerino. Quizás sus afirmaciones tenían algo de cierto: Neiva es una ciudad intermedia que no está entre las más sonadas del país, y yo sigo siendo un chico provinciano que se descresta cada vez que va a Bogotá o a cualquier ciudad grande. Aceptarlo me ayuda a ver las cosas con humor, pues la entrada de hoy me recuerda que un día pueden pasar cosas raras e inesperadas que dejarían con la boca abierta a cualquier esceptico personaje de las grandes ciudades colombianas.

¿Quien hubiera pensado que uno de los actores más conocidos de Hollywood viniera a nuestra pequeña bonita ciudad?. Will Smith es mi actor favorito de Hollywood. Smith visitó Ibagué y Neiva junto a su amigo Marc Anthony, y se hospedaron en el Hotel Plaza, uno de los más lujosos y prestigiosos de la ciudad. Aquí va un artículo de la revista Caras que narra el evento para el resto del país.

Ni siquiera Ricardo Leyva, el empresario musical colombiano que contrató la presentación del cantante puertorriqueño Marc Anthony en Colombia, el 27 y 28 de junio, sabía que el artista vendría acompañado. Por eso, fue grande la sorpresa que se llevó, el pasado 26 de junio, cuando vio a Will Smith descender del avión de Marc Anthony, en el aeropuerto de Perales en la ciudad de Ibagué.

Leyva quedó sin palabras. “Fui el primero en sorprenderme”, le dijo a CARAS. El intérprete boricua le explció al contratista: “Somos amigos, invité a Will a este país, a mis conciertos en Ibagué y Neiva”.

La noche del viernes 27 Smith apareció en la tarima al finalizar el concierto de Marc Anthony. “¡Gracias Colombia!”, dijo, mientras cenetares de tolimenses gritaban eufóricos: “¡Smith!”, “¡Smith!”. Su presencia fue corta yuna sola imagen colagda en Instagram por el empresario Leyva alertó a la prensa mundial. “No pensé que esa foto que monté congestionaría las redes. Se enteró todo el país, el exterior. Lo hice desprevenidamente”.

El cantante puetorriqueño no quería medios de comunicación, mientras el actor estadounidense fue más descomplicado, pero no aceptó entrevistas. A las 2:30 p.m. del sábado, aterrizaron en el aeropuerto Benito Salas en Neiva, y un coche blindado los recogió en la psita. Se trasladaron hasta el Hotel Neiva Plaza, donde también estaban hospedadas las 22 candidatas al Reinado Nacional del Bambuco.

Eran las 3:00 de la tarde y empezaban a jugar la Selección Colombia contra Uruguay en el Mundial de Brasil. Por esto, traían en su mano las camisetas amarillas que Ricardo Leyva les regaló. Marc Anthony se hospedó en la suite presidencial, y su amigo en la junior. “Un día antes, una persona de seguridad hizo la distribución de los cuartos para cada uno”, explicó Sandra Charry, gerente del hotel. “Nos pidieron otra habitación para un invitado de March Anthony, pero no imaginábamos que era Will Smith”.

En el dormitorio del cantante se instaló una pantalla gigante para ver el partido. La emoción fue tan grande, que ambos terminaron en el suelo, gritando los goles como dos hinchas más. Al terminar el encuentro, Marc esta sin voz, disfónico. Smith, emocionado, se levantó y se asomó al balcón. Abajo, los huilenses se reunieron apenas lo vieron. “Es muy sencillo, qué sorpresa, para ser la megaestrella que es, me pareció el artista más tranquilo, relajado y simpático que he conocido hasta hoy”, resume Leyva.

Smith saltaba de alegría, tomó fotos con su celular, y se puso la camiseta de la Selección para celebrar el triunfo junto con los colombianos. Luego, se la quitó y la lanzó al vacío. Abajo, sus fans se disputaron la prenda. Más tarde bajó a saludar a las candidatas al Reinado Nacional del Bambuco y bailó el Sanjuanero. Lo hizo sin problema.

Pidió a su habitación una variedad de pizzas, alitas BBQ, pollo crispi, piña, melón, frambuesas y uvas verdes sin semillas. Las estrellas descansaron el sábado hasta las 10:30 p.m. y luego se trasladaron al concierto en Neiva, donde Will Smith apareció al final. “¡Felicidades Colombia!, ¡gracias, gracias!”, gritó, mientras se terció un poncho en su cuello

Regresaron al hotel a la 1:30 de la madrugada del domingo. “No son huéspedes bullosos. Fueron respetuosos, simpáticos con la gente del hotel”, expresó Charry, quien aclaró que no tomaron mucho licor.

Al día siguiente, sobre las 12 m, partieron en su avión privado hacia Nueva York. Minutos después, la estrella de Hollywood colgó una foto en su Facebook:”¡Felicidades Colombia! Gracias a la gente de Ibagué y Neiva. ¡Me encanta Colombia!”.

Aquí un recuerdo que quizás no se borre de la memoria de los opitas.

Y los ibaguereños también pudieron conocer a Smith.

안녕!! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s