Alex Campos, en ‘El taller del maestro’

Alex Campos es uno de mis músicos favoritos en español. Gracias a Alex Campos, me empecé a interesar seriamente en la música y puedo reconocer alegremente que escuché su álbum ‘Al Taller del Maestro’ de 2002, como unas 50 veces en unos 2 meses. Era la época en que no había conocido el ‘Rock de las melenas’ de los 80’s, y me había empezado a gustar la música como nunca antes.

Esta es una entrevista que le hicieron en septiembre de 2003 a Alex en el periódico EL ESPACIO de Bogotá. Como he venido haciendo estos últimos días, publico la entrevista transcrita, ya que me parecería de mal gusto escanear una página de periódico.

Título: Rock, cumbias y regué para alabar a Dios

Autor: Ricardo Rondón Ch. (mundoloco@elespeacio.com.co)

Fecha de publicación: 19 de septiembre de 2003

Ante todo, Alex Campos, el joven compositor e intérprete bogotano, es un mensajero de la palabra de Dios, a través de su guitarra, de su voz, de su divina inspiración. Alex sintió el llamado del Creador, cuando a los siete años fue abandonado por su padre. Ese gran vacío en su corazón, se lo llenó el Todopoderoso.

A los 17 años cantaba en la Iglesia sus propias creaciones, pero no tenía proyectado convertirse en un artista de éxito y trascendencia musical, como la que goza hoy en día. Fue cuando sus compañeros de culto lo animaron para que lanzara un álbum, y lo hizo, fue en 2000, y se llamó ‘Tiempo de la cruz’, con el que se dio a conocer en este género de la música Gospel. Ahora, Campos, presenta su segunda producción musical, ‘Al taller del maestro’, un álbum con letras de mensaje, de su puño y letra, en tiempo de rock latino, regué, ska, cumbia y música folclórica del Caribe.

Dicho trabajo ha repercutido con tal éxito, que hasta el momento ha sido merecedor de doble disco de platino. De esta manera ha logrado penetrar no sólo en el gusto de quienes admiran y profesan la llamada ‘música de la verdad’, sino en otros sectores, a nivel comercial, no sólo en Colombia, sino extendiéndose a nivel latinoamericano.

Sencillo, talentoso y con su corazón abierto al servicio de Dios, Alex Campos sirve de ejemplo para muchos jóvenes hoy extraviados del camino verdadero. Escuchémosle.

¿Cómo es la inspiración divina?

“Son esos momentos donde hay una comunión muy estrecha con Dios, donde Él nos enseña a través de las circunstancias que nos rodean a amarle, conocerle y seguirle”.

¿Como descubrió su luz?

“A la falta de mi padre, que se fue un día de la casa, cuando yo tenía siete años, se creó un vació inmenso en mi corazón, que solamente Dios pudo llenar. Ese fue mi primer encuentro con Él”.

¿Que tipo de música le gustaba antes de conocer a Dios?

“Toda clase de música, el rock en español, las rancheras, el folclor mexicano, y obviamente nuestra música colombiana, desde el más amoroso de los bambucos hasta la más carnesteléndica cumbia”.

¿Cuales son sus herramientas de trabajo?

“Yo creo que la herramienta más importante para mí es tener una buena relación con Dios; sin eso no podría ni componer, no tendría una inspiración; y sería algo de lo común, del montón, no algo especial”.

¿Y su guitarra?

“Ella es mi más fiel compañera, es con la que fluyo a través de las notas”.

¿Nunca se ha dejado contaminar por los vicios y placeres de la juventud?

“Cuando uno está bien fundamentado, cuando uno está bien parado en la roca que es Cristo, uno puede obviar esas tentaciones; pero que las hay, las hay”.

¿Y cómo observa esta juventud cada vez más desenfrenada?

“El problema es que la iglesia, llámese como se llame, nos ha mostrado un Dios muy místico, muy lejano a nosotros, y si entendemos que Él está tan cerca para ayudarnos, comprenderemos que en Él hay cosas más espectaculares que en ese desenfreno del que usted habla, y que muchas veces lleva a la destrucción, al oprobio, a la muerte”.

Muchas veces la misma música sirve de canal para esa perdición. No es gratuito que digan que el rock tiene su cuota de satánica.

“La música, ante todo, fue creada por Dios, pero todo va en el mensaje que le queramos inyectar a nuestra música. El diablo ha sido muy sagaz en saber utilizar este instrumento, pero hoy en día estos ritmos también se utilizan para exaltar y glorificar a Dios. cada vez hay más jóvenes adictos a este género musical”.

¿Y cómo ve esa batalla ente Dios y el diablo en los tiempos de hoy?

“Estamos viviendo tiempos violentos, y probablemente sean los últimos tiempos como lo dice el Apocalipsis en la Biblia. el diablo sabe que le queda muy poco tiempo y hará hasta lo imposible para que muchas personas no atiendan al llamado de salvación de Jesús, pero sabemos que todos los que confiamos en Él, y le amamos, somos más que vencedores”.

¿Cuál cree que es el gran error del catolicismo?

“No solamente el catolicismo sino de muchas religiones en general, y es que nos han hecho caer en una falsa religiosidad y no nos han enseñado a tener una verdadera comunión con nuestro Creador”.

Por ejemplo, ¿usted con qué ojos ve una mujer, a sabiendas que es un joven, un ser de carne y hueso?

“Es real que estamos en este mundo, y que cada día el ser santo se complica para cada uno de nosotros, pero es cuando tenemos que aprender a ver con los ojos de Jesús”.

No me contestó la pregunta…

“Muchas veces la veo con los ojos de la carne, pero estoy en el proceso de aprender como las mira Jesús”.

¿Por qué será tan débil la carne?

“Porque el pecado en sí, aunque es malo y nos lleva a la perdición, es más fácil de hacer y es mucho más rico”.

¿En qué piensa, por ejemplo, cuando va a estar con una chica?

“Pienso en qué haría Jesús en esta situación…”

Pero Jesús también fue de carne y hueso, lo que pasa es que nos cuentan otro rollo...

“Dice la Biblia que Jesús fue tentado en todo, para mostrarnos que se podía vencer, y Él no falló en ninguna”.

¿Cual es su otro pecadillo más frecuente?

“La vanagloria, la mentira, los malos y oscuros pensamientos, muchos; en un día uno no sabe cuántas veces puede estar pecando; porque no se peca de obra sino también de pensamiento”

¿Y ha deseado la mujer de su prójimo?

“Tanto como desearla, no. Pero sí he visto mujeres tan espectaculares que espero que Dios tenga una también para mí”

¿Cree que Amparo Grisales pecó por haberse ‘encuerado’ para todo el país?

“Toda persona que esté apartada de Dios, se toma como un pecado, y si Amparo se ‘encuera’ y aparte de eso está aislada de Dios, probablemente la veremos ‘encuerándose’ en el infierno”.

¿Será este casos, el que haya incidido en que mucha juventud se esté apegando a su música, y en general, al género Gospel?

“La gente está buscando realidades; está cansada de escuchar lo mismo y de ver lo mismo, con mi músico lo que estoy tratando de hacer es que la gente pueda conocer a ese Dios dispuesto a enseñarnos el verdadero camino”.

¿Cómo advierte su futuro, cómo se ve dentro de 20 años?

“Con una familia muy feliz, con una carrera exitosa, y con una vida ejemplar para mi familia y mi comunidad”.

¿Cómo es el taller del Maestro?

“Es donde El Creador coge las herramientas y por medio de ellas nos enseña a amarle, a conocerle, y a es un lugar donde muchos de nosotros tenemos que entrar en algún momento. La Biblia le llama, ‘desiertos'”.

¿Fuera de su música qué más escucha?

“Escucho a Marcos Witt, baladas en inglés; en general escucho de todo tipo de música para alimentar mi laboratorio de creador, de compositor”.

Si su padre, el mismo que lo abandonó cuando era pequeño, regresara hoy a pedirle perdón, ¿usted lo perdonaría?

“Bueno, él ya regresó; yo le he perdonado, y le amo más que antes”.

¿A quién le prende una veladora?

“A nadie. Eso se llama idolatría. Y yo no soy un idólatra”.

¿Qué hay detrás de las gafas oscuras de Alex Campos?

“Un chico sencillo, común y corriente, con muchas ganas de hacer las cosas bien, y que en medio de los errores, aprende el arte de vivir”.

¿Y qué es vivir para usted?

“Es disfrutar al máximo lo que Dios ha creado para cada uno de nosotros; es prepararme para vivir la eternidad que Dios nos tiene preparada”.

Han pasado varios años desde aquella entrevista, y Alex se ha casado y tiene cuatro hijos, y por supuesto su carrera musical ha crecido en gran manera, participando no solo junto a otros artistas cristianos, sino también junto a otros intérpretes del mainstream. Espero que Alex siga produciendo mucha música y alegrándonos con ella durante mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s